martes, diciembre 15, 2009

PALLADIO en Fundación La Caixa.


Vaya una suerte la de los arquitectos renacentistas. Ahora resulta casi imposible saber de todo. Este Andrea consiguió un “sueldo para toda la vida” (como del Nescafé) y se dedicó a pensar y repensar sobre sus encargos. El más importante el de la rehabilitación de nosequé palacio medieval para sede del ¿Ayuntamiento? de Vicenza. Lo que hizo es digno de admiración, sin duda. A ver si soy capaz de transmitirlo:

Como los vanos del palacio original no seguían un orden armónico, buscó y buscó hasta que diseñó un orden clásico que sí lo era, pero con una particularidad que fue la de dividir cada vano en tres partes; de ellas la central era idéntica siempre, y absorbió las diferencias en los laterales. Así es apenas perceptible la disonancia. ¿A que es ingenioso? Tomaremos nota.

Si podéis no os la perdáis, como no deberíais perderos la de Delhi Tejero que está más cerca, en Salamanca, hasta el 10 de enero.

jueves, noviembre 26, 2009

Atentos...

El próximo sábado intervendré en la Iglesia de San Agustín de TORO.
Pequeña charla de título:

LA GESTIÓN DEL PATRIMONIO.

Si puedo, colgaré el video que van a grabar.

sábado, noviembre 21, 2009

DELHY TEJERO y familia







Ayer estuvimos en la Iglesia de San Agustín, fantástica rehabilitación a cargo del equipo de Javier Vila Tejero, "aparejatriz" y mi Cicerone en Toro. Nos quedamos bastante "flipaos" cuando nos enseñó la cúpula, que está cubierta por un cubo y una pirámide. Por un lado bloquiabiertos al contemplar la obra de Manolo Pousa, maestro escayolista y por otro, porque de sus paredes, cuelgan numerosos cuadros de esta pintora toresana, que es tía materna de Javier, desconocida para mí hasta este verano, pero ya inolvidable.

Precisamente ahora, una muestra de 200 obras de las 800 suyas recorre las capitales de Castilla y León, en Salamanca del 10 de diciembre al 10 de enero por Caja España. No os la perdáis, daos ese regalo de Navidad y habréis hecho ya algo bueno, sin necesidad de gastaros ni un euro.

No es exageración, podéis mirar en la Wikipedia o buscar enlaces si os apetece. A nosotros ayer nos recordaba muchísimo a Picasso (fueron contemporáneos) y como él, no paró de investigar en toda su vida. Teniendo en cuenta que nació en Toro a principios del siglo XX es doblemente meritorio, ¿no os parece?

jueves, noviembre 05, 2009

Palacio de Fuentesaúco.




El sábado pasado fuimos de excursión a ver este Palacio. No recuerdo con precisión si se llama así, pero qué más da. Está catalogado, por supuesto, y adjuntaré su ficha en cuanto pueda.

La escalera sube a una planta modernista que me reservaron para otro día.

Patios del Palacio.


El otoño acababa de hacer su erupción y aquí se puede ver en detalles de los patios.

Las cosas de Palacio...




... ¿van despacio?

Detalle de uvas secándose para "uvas pasas" exactamente igual que hace tres siglos.
El lagar igualmente restaurado tal cual fue, aunque ahora no haga vino. Todo un ingenio mecánico.

Bodega y todo.


Numerosos detalles de buen gusto, como este de las botellas. La bodega es de verdad pero de mentira. Esto tiene su explicación: está restaurada "a la manera de " pero no tiene uso de bodega propiamente dicha. Me recordó a una frase genial del también genial Julio Cano Lasso, que dijo en mi presencia que para que una obra de arquitectura sea buena, tiene que ser bueno el promotor. En este caso, el propietario es un elegante señor Profesor de Historia de la Universidad de Valladolid: José Antonio del Pozo, quien tuvo la gentileza de enseñarnos su palacio.

viernes, octubre 30, 2009

Ladrillos otra vez


Las bodegas suelen ser de piedra tipo arenisca, llamada "greda", que es el terreno en estado natural, duro en seco pero completamente disgregable con la humedad.
Las de las casas de las familias "de posibles" ya son de ladrillo, faltaría más... En ésta que fuimos a ver nos sorprendió éste de muescas.
La manita es servidora.

Zulos y pasadizos




El zapato es un truco que utilizo a menudo para que se perciba la escala.


A Julieta Leoz, que además de colega es toresana.







Las bodegas familiares tienen con frecuencia respiraderos o pasadizos como éste que van a dar a la calle u otro espacio público. No escribo más. La imaginación es libre.

miércoles, octubre 28, 2009

Bodegas familares


La ciudad donde curro está completamente horadada como subsuelo repleto de hormigueros: son las bodegas de uso familiar, ya que en cada casa tenían su sótano.
Ayer fui a ver una con la aparejadora. Normalmente le corresponde a ella pero quise ir esta vez porque esta bodega es muy particular: es de un constructor charro (el único sensible que conozco) que se casó contra una toresana. Se ha rehabilitado la bodega y piensa comercializar vinos de verdad. Para que le otorguen la categoría de "Denominación de Origen" necesita la licencia municipal de actividad y esa fue la razón de la visita.
La obra es una muestra de buen gusto y conocimiento del tema. Ha instalado un complejo sistema de ventilación para el control de la humedad y otro más complejo aún sistema de canalización de aguas, que es la guinda del problema: al final todo es cuestión de humedades.

El caso es que ahí os he dejado unas fotitos para que veáis. Nos gustó mucho el ladrillo con esas muescas nunca vistas por servidoras.

domingo, octubre 04, 2009

Profesora, profesora...

De mis dos años de docencia en la USEK (Universidad de San Estanislao de Kostka) de Segovia, cuyo nombre tiene una curiosa historia, recuerdo a sólo algunos de mis alumnos -no he coincidido después con ninguno-. No he vuelto por Segovia, a pesar de ser una magnífica ciudad. Hoy es el Instituto de Empresa (IE) y tiene en proyecto otra bonita historia. Tantas historias para dos días que vivimos.
Fueron los cursos 2002-2003 y 2003-2004. Tuve tres grupos:
- Oficina Técnica en Aparejadores.
- Urbanismo II de Arquitectura y
- Ecología Urbana, también de Arquitectura.
Sensación de que los alumnos te vampirizan: acababa agotada después de cada clase. Te pillan a la mínima: saben perfectamente cuando estás “de vuelta” en un tema y cuando la clase es “de relleno”. Se nota en sus caras.
Fui algo blanda y mala: confieso que a todos los que iban a clase habitualmente y el día de la prueba final habían cumplido, les aprobaba (ya ni recuerdo los exámenes). De esta forma yo no tenía que ir un día más en septiembre.
Cualquiera que lea esto me imaginará experta en cuestiones extrañas y todo fue tan, tan casual… No lo contaré para no aburrir al personal. Otra historia que me-os debo.
Lo que sí se me quedó grabado es la poca seriedad de las universidades privadas: nadie controla la calidad de la docencia, ni la congruencia de los programas, nada de nada. Lo único que controlaban era la asistencia (la de los profesores).
No sé cómo será ahora en las ETSAs; tal vez en la pública el pitorreo sea similar.

lunes, septiembre 07, 2009

Barreras arquitectónicas


Es frecuente que la gente piense que lo de las barreras es por los que van en silla de ruedas. Pues no. Si incluimos a los que:
- Andan con muletas.
- Empujan un cochecito de bebé.
- Descargan cajas pesadas con carretilla,
resulta que casi todos alguna vez en nuestra vida hemos bendecido las rampas...
El otro día me preguntaban la razón de que a las salidas de los ascensores sea obligatorio un espacio en el suelo de otro color y textura y contesté, casi instintivamente, que nos creemos que los ciegos lo ven todo negro pero no es así, que "ciego" también es quien tiene muchas dioptrías y no ve con nitidez, pero sí es capaz de diferenciar los tonos; esa es la razón.
A raiz de ello, llevo unos días pensando en lo interesante que sería una charlita sobre estos temas (reconozco que a mí me encantan), una mesa redonda más bien, donde intervinieran personas "diferentes" y nos dieran a conocer sus "puntos de vista" para aprender de ellos y entender la normativa sobre barreras arquitectónicas.
De forma que aprovecho esta entrada para llamar a todas las personas interesadas a apuntarse al evento, ya lo iremos organizando, y el cuándo y dónde ya se verá. Lo ideal es que fuera trasladable.

sábado, agosto 22, 2009

Certificados




Como la Plaza de Toros está en obras, andaba yo preguntándome cuándo y a quién demonios le pedirían el famoso "certificado" de la plaza de toros, ya que se ha instalado una portátil para las fiestas. El certificado lo que certifica (valga la redundancia) es que las instalaciones de la plaza cumplen el Reglamento de Espectáculos Taurinos, y si no hay certificado, no hay permiso para torear. Hasta aquí todo normal. Bien.
La aparejadora vino el otro día muy preocupada porque (suspiro mío de alivio) se lo han encargado a ella.
- Pero no te preocupes, le dijo el Concejal correspondiente, que cumple todo porque está homologada por la Junta (por la de de Castilla y León).
No obstante, la aparejadora que es muy cabal y algo cagadilla, le respondió que se tenía que leer el Reglamento. Una vez leído y comprobado que la anchura de las nosequé puertas no llegaban por seis centímetros al ancho mínimo requerido, ella se negó a firmar certificado alguno.
Yo hubiera hecho lo mismo y me hubiera costado un disgusto como seguro le costó a ella.
El caso es que rápidamente encontraron a otro técnico que estaba dispuesto a firmarlo incluso sin mirar (finalmente mirarlo lo miró, pero es obvio que no lo midió). Otro suspiro de alivio por mi parte.

No sé si la gente en general y los técnicos en particular conocen el alcance de hacer algo así. Normalmente (quiero decir, estadísticamente) no pasa nunca nada, hasta que un día pasa y... entonces ¿qué?: todos a denunciar al Ayuntamiento, a ver si depuran responsabilidades y/o sacan alguna tajada económica. No quiero ni mencionar la tajada política que una oposición medianamente preparada sacaría de un accidente. Y aunque no esté preparada.
Vamos, que yo si fuera concejala algún día, cosa que dudo aunque nunca se sabe, estaría cagadilla, tanto o más que la aparejadora. Hay que tener muchos arrestos, pero muchos, para ser político. No creo que sean conscientes. Aunque bien pensado, por eso, ellos, los políticos, siempre quieren escudarse en los informes técnicos, porque no se atreven a firmar algo sin un técnico que les respalde, aunque pueden legalmente hacerlo. Vaya, que tenemos más arrestos nosotros, en definitiva (¿?).

viernes, agosto 14, 2009

Plaza de Toros























Hoy he estado visitando las obras de restauración de la Plaza de Toros, como invitada, por supuesto.
Mucha gente piensa que ser arquitecto municipal es llevar todas las obras municipales. Pues no. Y no sólo porque a mí no me gusten, que también hay un poco de eso, sino porque hoy es tan complicado ejercer que se necesita de un equipo “multidisciplinar”, como se dice ahora. Nadie, por listo que sea, puede asumir los riesgos en solitario. Bueno, matizo: poder puede, pero no debe, a no ser que sea un frívolo.
Desde que acabé la carrera, allá por 1982, nos han colgado a nuestras espaldas además de todas las exigencias sobre seguridad estructural e interpretación urbanística, las siguientes cuestiones:
- Incendios.
- Salud laboral.
- Residuos.
- Ruido.
- Seguridad frente al deslizamiento y otros riesgos así de gilipollas.
- Medio Ambiente (y ambiente enterito a veces).
- Instalaciones de todo tipo, incluso de gas.
Y yo, la verdad, consciente de mis limitaciones, me niego a saber de todo. Tengo muy claro que hay que especializarse, que "quien mucho abarca poco aprieta", que quien se atreve no es porque sepa más sino porque es más inconsciente, y que si sirve de algo cumplir 50 años es para ir sabiendo lo que quieres en la vida y estar dispuesta a llevarlo hasta sus últimas consecuencias.
Y como al final no he contado nada de la Rehabilitación de la Plaza , os dejo las fotos y otro día, si tengo ganas, os lo cuento.

La visita fue curiosa y muy entretenida aunque tuve que estar de pie bastante tiempo, cosa que no debo hacer, y me dejó un dolor de rabadilla que a su vez degenera en mal humor... se nota, ¿no?

viernes, julio 31, 2009

Pleno al 13.

Hoy he asistido al Pleno Municipal porque se iba a votar la APROBACIÓN INICIAL DEL PLAN GENERAL (en adelante PGOU -te lo dedico, JL-) y del PLAN ESPECIAL DEL CASCO HISTÓRICO (en adelante PECH -te lo dedico aún más, JL-) y también para conocer al resto de concejales (al de Urbanismo ya le conozco bastante) incluídos los de la oposición, no vayan a caer por mi despacho un día que me pille de malas y ya la hemos líado.

Son trece concejales en total: siete de los Hunos y seis de los Hotros o al revés, me da lo mismo, lo mismo me da, a estos efectos. Votaciones: siete a favor, seis en contra.

No opino, yo solo informo.

Y como solo informo, que ya me cuesta, informaré que estará dos meses al aire, quiero decir en exposición pública, que cualquiera puede decir lo que quiera (hablar es gratis, en principio) y que aquí estaré yo para informar, solo para informar.

Informo de que la cosa no pinta mal pero aún es pronto.

NOTA.- De este mes no pasa: me compraré una máquina de fotos nueva aprovechando las rebajas.

jueves, julio 23, 2009

Espacios desangelados.









Esta plaza se me cruzó el otro día en Valladolid. Me llamó la atención porque es la típica que dibujada queda muy bien, pero al natural… pues en fin, no tan bien. El autor-diseñador ha querido molestarse, sin duda no es fruto de la improvisación.

Mientras hacía las fotos me preguntaba qué es lo que hace que un espacio quede así: tan vacío, tan soso, tan sin vida. Creo que una de las cuestiones sería la delimitación de la plaza por sus límites exclusivamente, sin particiones intermedias, sin árboles, sin bancos… no así sin farolas, donde se escapa la vocación diseñadora con mejor voluntad que resultados, aunque no están mal, no están tan mal.
Este abrir el espacio a sus fachadas, propio de plazas muy urbanas renacentistas, busca el protagonismo de los edificios, lo cual es muy loable cuando los edificios merecen ese protagonismo pero... ¿y si no es así? En este caso la “fachada principal” es un solar vacío.

El despiece del solado también nos habla de cierta vocación del diseñador, no es un azar, otro factor que luce en el papel y desluce, o se pierde, en la realidad.
En fin, que salvo para patinadores no veo yo que esta plaza tenga un uso y disfrute real. Habría que verla a las siete de la tarde (téngase en cuenta que las fotos están sacadas a las once de la mañana), pero me temo que ni a esa hora esté animada pues la ausencia de sombra donde cobijarse y de bancos donde sentarse hacen difícil una estancia apetecible.

jueves, julio 16, 2009

El ladrillo.


El hombre entró en mi despacho con una bolsa de plástico, de esas del supermercado y la subió a la mesa como para sacar algo de ella. Metió su mano que salió con un ladrillo agarrado: un ladrillo rústico, arenoso, calizo, blanquecino.
- Que digo que si la parece que ponga esto.
- ¿¿**,"&¡!?
- Es ahí, en San Juan.
(INCISO: muy típico de los pueblos y de provincias, te dicen San Juan como si lo conocieras y si no lo conoces te añaden el dato clave: sí, mujer, al lado de Santa María…)
El hombre me saca un dibujo a mano de una fachada con unos recercados en las ventanas de ladrillo. Me voy aclarando: está ejecutando la fachada de un inmueble del recinto histórico y como las normas estéticas son muy estrictas le han debido poner condicionantes muy duros. Saca un papel arrugado de la bolsa del supermercado que resulta ser la licencia de obras. En ella se especifica "la fachada deberá ser enfoscada y pintada combinada con ladrillo en tonos terrosos". Le digo con mi mejor sonrisa que hombre, ese ladrillo no es terroso sino calizo, que mejor sería un tono más oscuro, más rojizo, pero que solo por haberse molestado en llevármelo le diría muy agradecida que sí y el hombre me dice que vale, que buscará otro similar pero más oscuro. Seguro que me lo trae. Enternecedor, ¿a que sí?.

sábado, julio 11, 2009

Patrimonio Histórico.

FOTO: Muro de las lamentaciones. Al fondo, la ciudad de Jerusalem. Abril de 2008.
Todas las intervenciones en el Patrimonio Histórico-Artístico están sometidas a una autorización previa de la Administración, que antes dependía del Ministerio de Cultura y ahora del organismo correspondiente autonómico. Los mismos perros con distintos collares, que diría una buena amiga, ya muy mayor. En Castilla y León depende de las Consejerías de Cultura de la Junta, de las que existe una delegación en cada capital de provincia.
Pues bien, el otro día tuve el “honor” de asistir a lo que se llama Ponencia Técnica de Patrimonio que, como su nombre indica, está compuesta solo por técnicos. Estas Ponencias se reúnen una vez al mes y su objetivo es “proponer” la aprobación, denegación o requerimiento de cada tema que les llega, y unos días después pasa, con teóricamente mismo Orden del Día, a la Comisión de Patrimonio quien decide sobre los temas. Como puede imaginarse la Comisión está formada en su mayoría por cargos políticos aunque algún miembro lo es simultáneamente de ambas (Ponencia y Comisión). Rara vez se atreve la Comisión a llevar la contraria a la propuesta procedente de la Ponencia, aunque es legalmente posible.
La Ponencia a la que asistí es bastante típica: cincuenta y tantos puntos en el Orden del Día que deben ventilarse en el curso de la mañana. Como fui en calidad de arquitecto municipal de mi pueblo, sólo estoy autorizada a asistir a los temas que conciernen al mismo, que ese día eran unos doce. Me hicieron esperar en un vestíbulo desprovisto de todo rasgo artístico lo cual es loable por austero, supongo. Como ya me imaginaba la espera, me llevé mis libritos de Poesía y hale, a esperar. Por fin fui llamada al Gran Teatro del Mundo, me senté y tomé mis notas. Los ponentes eran doce personas, unos no decían nada, otros de vez en cuando opinaban y dos o tres lo decían todo, o casi todo. Me asombró el hecho de que el jefe técnico de sección conocía los asuntos e incluso había ido en persona a verlos, ya sabemos que es lo “lógico” pero a veces lo lógico es lo menos habitual. El caso es que se sucedían diálogos de este tipo:
- Que quite la reja.
- No, no, que la deje, que eso es típico.
- Pero eso será en Andalucía, no en Castilla.
- Bueno, que la quite pero que pinte la fachada de otro color más claro y discreto.
- …….
- Siguiente asunto: revocado de fachada y pintado en la Iglesia de San Quirce.
- La propuesta es favorable pero hay que recordarle al episcopado que debe solicitar y obtener licencia municipal, como todo el mundo.
- …….
- Siguiente asunto: construcción de vivienda en entorno de la muralla medieval.
- Ese chalet ya está medio hecho…
- ……
- Y dile a tu alcalde -dirigiéndose a mí, ¡pobrecita yo!- que inicie expediente sancionador, que son los ayuntamientos quienes tienen potestad para ello.
En resumen, de los doce asuntos, se dio luz verde a la mitad, aproximadamente. El nivel de conocimiento y profundidad de los temas, como puede deducirse, deja mucho que desear, pero no me atrevo a proponer otro sistema mejor pues lo que cabe preguntarse es:


- ¿Estamos ahora peor o mejor que antes de estos tribunales de la inquisición?

Y la verdad, tengo que reconocer que sí existe un sentimiento muy extendido de respeto por la cosa histórica y artística, que ha aumentado lento pero seguro en los últimos años, aunque no siempre se acierte y aunque paguen justos por pecadores. Y con esto, no dejo de llamarlo Tribunales de la Inquisición que es talmente lo que parecen las Ponencias, no quiero imaginar las Comisiones.

viernes, julio 03, 2009

Memorias de municipala.


Ya me la quisieron meter doblada el último, que digo, ni último, el día antes de tomar posesión. O tal vez fue a mi colega, el saliente, al que acompañé como carabina en sus dos últimas jornadas.
Nos había ordenado el alcalde visitar unas viviendas porque el promotor le estaba dando mucha lata con que el técnico le había dicho que hiciera unos tendederos; él los había ejecutado y luego el técnico no iba a verlos.
- Y por favor, si por casualidad no los tuviera hechos, me lo decís.
Allá fuimos y... ¿qué nos encontramos?: mamparas como las de las duchas, así como lo leéis, pero ni siquiera terminadas, tan sólo la carpintería presentada, sin cristales ni nada más, agarradas por tres o cuatro puntos a las paredes de una cocina de más o menos buenos acabados.
- Oiga, pero esto no está acabado, sólo presentado y... ¿cómo piensan rematar el hueco entre la mampara y el techo? – me atreví.
- Ya, ya… los cristales están encargados. En cuanto los traigan, los ponemos, y los remates, con escayola -aclaró el encargado.
- Mejor que no sigan – me volví a atrever.
Para empezar, los tendederos no eran tales pues por sus dimensiones no se puede materialmente ejercer la acción de tender (¡excitante tarea la de tender la ropa!) ya que no cabe alguien moviéndose. Para continuar, hacerlo con una mampara de baño es como mucha tomadura de pelo. Para seguir, como sabía que me iba a tocar a mí finalizar la historia, quería primero hablar con los responsables (la dirección técnica) para que me aclararan semejante dislate. Lo llamé, lo hablaremos… ya me amenazaba -¡el colega!- con que la obra tenía una subvención concedida y se le agotaba el plazo y nosequé, mira qué somos, y yo le dije:
- Eso déjalo que lo hablen entre el alcalde y tu cliente. Tú y yo vamos a hablar de si en el proyecto estaba así pensado, de tus razones para hacerlo y yo te juro que si la licencia de obras estaba así concedida, no seré yo quien ponga mayores problemas.
Le informé al Alcalde, como nos había pedido, y se quedó de piedra.
Ay, señor.

lunes, junio 29, 2009

Manhattan (por fin).


La imagen que tenemos en la cabeza como “Nueva York” es en realidad la isla de Manhattan.
Su silueta, la Sky-Line tantas veces vista y revista en las pelis, sigue resultando espectacular. Los famosos puentes, también. Sí, esa es la palabra adecuada: espectacular. A mí me fascinó la primera vez que fui, allá por el año 1990, sencillamente me fascinó. Fui por acompañar a un grupo de colegas, escéptica total. Lo primero que me arrebató fue la escala. Todo en Manhattan es a lo bestia: las alturas de los edificios, el gentío, las luces, las longitudes de las calles… el plano no da una idea, recorrer Manhattan de Norte a Sur a pie puede costar casi un día entero, y atravesarla de Levante a Poniente mínimo una hora. La isla mide unos 15 Kilómetros de largo por 3 de ancho, y Manhattan es solo una parte –pequeña- de la ciudad de Nueva York.
Una de las cosas que más impresiona es el humo que sale de las alcantarillas (*).
Otra cuestión que sorprende es la linealidad de su trazado: las calles se organizan en una trama reticular cuyo eje principal (Norte-Sur) es la 5ª Avenida; así denominan las Avenidas: 1ª, 2ª … hasta la 10ª. Lo mismo sucede con las vías Oeste y Este, que toman el nombre de Calle con los números cardinales: 1, 2… 41, 41 St… y así hasta la Calle Noventaytantos; se añade a las calles el Easth o West para indicar si quedan en el lado Este de la 5ª Avenida, o al Oeste. En suma, resulta sumamente práctico pues es muy fácil orientarse, pese al tamaño gigantesco de todo. Una sola excepción: la Calle Broadway, famosa por los teatros y musicales, que nace en el Downtown (sur de Manhattan) y cruza la Midtown diagonalmente hasta la Uppertown; he leído que era un antiguo camino indio aborigen que respetaron.
Podría parecer que Manhattan carece de encanto pero no es así, uno queda rápidamente atrapado por los gentíos, por las luces nocturnas, por los rascacielos compitiendo por “rascar el cielo”, por su gran oferta cultural y comercial, y por su parque central, que gravita como un pulmón en medio de esa inmensa nube edificada.

(*) Procede del vapor de agua producido por las fugas de las tuberías de agua, al caer ésta sobre otras que toman muy alta temperatura y que son, probablemente, las que transportan energía desde las minicentrales térmicas en forma de vapor a presión para abastecer a los edificios. No lo tengo comprobado aún pero es lo que me han contado y parece creíble.

Un señor parque.

(Más sobre Manhattan)

El Central Park mide unos 4 km de norte a sur y casi uno de ancho: el recinto es tan reticular como las calles que lo rodean. Su disposición es sin embargo bastante orgánica, con varios lagos, zonas muy variadas con muchos usos y jardines de varios estilos. Los carruajes que hacen de guías turísticos explican la parte económica y de cotilleo (los artistas más cotizados de la nueva factoría USA-Film se precian de vivir en una casa con vistas al Central Park). Sin embargo, lo que a mí más me interesó fue el contraste de los rascacielos como telón de fondo de los grandes espacios verdes, que es realmente hermoso, la diversidad de gente y sus actividades, (patinando, pedaleando, caminando –con perro o sin él-…), las ardillas que se dejan ver por los Paseos, los colores…En torno al parque se encuentran muchos edificios de importante contenido cultural, como el MOMA, el Museo de Historia Natural, el Guggenheim (ver entrada dedicada al mismo) y varios más.
Los newyorkinos están muy orgullosos de su parque y financian su mantenimiento. Algunos, hacen poner su nombre en algún punto significativo. Creo que lo del cartelito con el nombre del promotor del banco (de sentarse) debió nacer allí.

Manhattan III




¿Qué porqué salen así? Ah... preguntad a JL
y a LFC.


La ciudad está estructurada por zonas bastante delimitadas funcionalmente. Al sur está la zona bursátil (famosa Wall Street) y los puertos. Un poco más al norte, se hallan el barrio judío, Little Italy, Chinatown... no hace falta explicar su etimología. Estas zonas son auténticos guetos, hasta extremos de paranoia total; por ejemplo, en Chinatown todos los letreros y carteles están en lengua china (mandarín, imagino); lástima no haber sacado alguna foto, y si hablas en Inglés no te entenderán ni harán esfuerzos para ello, los emigrantes confeccionaron su pequeño bastión en medio del País de las Oportunidades a imagen y semejanza del que procedían.
El centro es la zona comercial y administrativa, por la que se desplazan como un oleaje masas de gente con sus calzados deportivos y sus trajes elegantes a las horas de entrada y salida de las oficinas. Los zapatos a tono con sus trajes los llevan en una bolsa de mano y los sustituyen al llegar a la oficina. Porque en el centro está muy restringido el uso de los automóviles privados y todo el mundo usa el transporte público; no hay espacio para aparcarlo en las calles y hacerlo en un garaje puede costar entre 10 y 20 $ la media hora.

Fue en Manhattan la primera vez que oí hablar del “derecho aéreo”, o edificabilidad teórica asignada a todo solar. Si por alguna razón el planeamiento urbano le otorga un uso o una protección que no permite su “materialización”, el propietario puede vender sus derechos. La idea no es mala y camina hacia la igualdad de derechos y deberes, aunque luego su aplicación es muy difícil de gestionar. Y es que, cuando se mezcla la cuestión jurídica con el diseño de la ciudad las cosas se complican hasta convertirse en un rompecabezas. Que se lo digan al Ayuntamiento de Salamanca, con las famosas “transferencias de aprovechamiento”... y no sigo porque me salen varios artículos, pero feos y farragosos. No quiero aburrir al personal.

martes, mayo 12, 2009

Oíza.

Ser arquitecto es un oficio que no se hereda ni se aprende sino que se inventa para uno mismo.
...
Oficio de poeta: “Hacerme al fin, el que soñé: poeta”, reclama Unamuno…
Igualmente lo reclamará siempre Oiza, que en agónico parentesco, reconoce que el dolor está relacionado con el camino a la verdad y que la poesía es la crítica de la vida.
...
“No te cuides en exceso del ropaje,
de escultor, no de sastre, es tu tarea,
no te olvides de que nunca más hermosa
que desnuda está la idea”
(“Credo Poético”, Unamuno).

Los grandes arquitectos fueron también poetas.

Fragmentos del artículo de Francisco Alonso en la Revista ARQUITECTURA COAM, nº 355, 1T-2009.

http://es.wikipedia.org/wiki/Francisco_Javier_S%C3%A1enz_de_Oiza

Francisco Javier Sáenz de Oíza fue mi MAESTRO. El único, junto con Mariano Bayón, a quienes yo les debo ser lo que soy, saber lo que sé de este oficio cuya práctica me resulta cada día más abominable.
Era por el año 1980 y en uno de mis bajonazos vocacionales decidí arriesgarme y elegir su Taller de Proyectos. Era poco menos que imposible entrar pues había mucha más demanda que oferta de plazas, pero me arriesgué y, como me suele pasar cuando lo hago, me salió bien, quiero decir que fui finalmente admitida. Luego el azar quiso que su hija Noemí presentara su Proyecto Fin de Carrera en la misma convocatoria que yo y Oíza, elegantemente, se abstuvo de ejercer de calificador. Tan “elegante” fue que mi proyecto, polémico pero amparado por su tutela, resultó suspenso, como ya conté en “Memorias de guaPalupe”. Bien, cosas que pasan.
Oíza era un hombre de una vocación absolutamente contagiosa, con una cabeza privilegiada, divertido (siempre pensé que ser divertido no es algo frívolo sino un plus), sencillo, caprichoso, caótico, genial. Recuerdo que un día sacó de una caja de zapatos los que se acababa de comprar (“para la boda de mi hija”, dijo) y se puso a elucubrar sobre los zapatos, sus treinta pupilos alrededor riendo a carcajadas… Otro día nos contó la razón por la que las puertas de los aseos deben abrir siempre hacia afuera, otro de la claustrofobia en los ascensores, otro de las salas que han de habilitar en las Cortes para las personas que ejercen de taquígrafos, otro de cómo la luz se tamiza a través del conjunto de persianas en Torres Blancas…¡Cuánto aprendíamos con él! ¿Era poeta? No sé… era, desde luego, un enamorado de la vida.
Desde aquí, mi más sincero homenaje. Nunca se olvida a un buen Maestro.

domingo, mayo 10, 2009

Manhattan.


Entrada en obras. Disculpen las molestias...

¿Desde cuando se dice "disculpen las molestias" en las obras?

martes, mayo 05, 2009

Esto sí es Nueva York.


La otra vez que fui a Nueva York me quedé con alguna espinita clavada, la más grande fue no poder entrar al Museo Guggenheim por encontrarse cerrado por obras. De forma que esta vez dirigí mis pasos con mucha claridad: Central Park y “El Guggen”.
http://es.wikipedia.org/wiki/Frank_Lloyd_Wright
El recinto es un poco museo-espectáculo pues la propia arquitectura en sí misma, es lo interesante, aunque después de verlo también debo añadir que tiene algunas piezas muy buenas como el cuadro de “Mujer planchando” de la época azul de mi Picasso, alguna bailarina de Degas y Cézannes varios, todos procedentes de una donación particular.
Cumplir sueños es, en verdad, un placer muy especial, fui consciente de ello todo el tiempo que duró la cola, cerca de una hora, pues por muy pocas cosas en la vida estoy yo dispuesta a hacer eso.
El espacio del Museo se organiza en torno a un gran vestíbulo iluminado por una cúpula cenital. De un punto céntrico nace una rampa con muy poca pendiente que va recorriendo todo el perímetro del hall y dando acceso a las distintas salas de exposiciones que se organizan de espaldas a ese núcleo central. Se puede subir en ascensor e ir bajando, pero también ir ascendiendo poquito a poco pues no es largo ni costoso. Por esta rampa dialogaba Diane Keaton con el amigo Woody en la película “Annie Hall”. El cuerpo rectangular que se aprecia desde el exterior es una de las salas y una cafetería.
El museo es relativamente pequeño, sobre todo si se compara con el MOMA (Museum Of Modern Art) que es un monstruo. Éste se puede ver en su totalidad en un día, incluso en una mañana si no te detienes mucho tiempo en cada cosa que ves, aunque a mí me gusta pararme, sentarme y disfrutar de lo que me llama la atención, aunque no vea todo.
Ya en la entrada, me sorprendió leer en los créditos del mural de vestíbulo:

Basque Governmet
Bizcaia Council

Resulta que sí, que no es mera coincidencia: el museo de Bilbao con el mismo nombre pertenece también a la Fundación Guggenheim, y existen otros más por el mundo.
http://es.wikipedia.org/wiki/Fundaci%C3%B3n_Solomon_R._Guggenheim
En EE.UU. la mayoría de lo que nosotros llamamos “dotaciones” son siempre financiadas y mantenidas por particulares: personas físicas y también grandes fundaciones. Las Fundaciones pueden comenzar con el depósito de la herencia de algún millonario o donación en vida. Hasta aquí OK. El problema empieza luego porque, para mantenerlo, el gerente debe ir haciendo campaña y recaudar fondos, con lo que depende de su capacidad de convicción o de su talante como vendedor. En algunos casos, el Estado aporta algo, pero no es lo habitual. Esto sucede también en las áreas de Investigación, Creación Artística, Docencia y otros. Yo no sé si este sistema es bueno o malo, mejor o peor que lo que tenemos aquí, no lo sé. En el fondo, todos finalmente tenemos que ir vendiendo motos. Lo que creo es que si la moto es buena se vende sola. En los últimos tiempos sin embargo, parece que la moto sólo se vende si es barata, da igual la calidad, y ésto ya lo digiero mal, muy mal. Es posible que estemos donde estamos porque se ha perdido el amor hacia las cosas bien hechas… En fin, tal vez es que me estoy haciendo mayor.
video

jueves, abril 30, 2009

New York, New York.

Os lo advierto: el título es una trampa.
Hay gente que porque escribes “nunca me faltó un techo donde cobijarme y un plato caliente” piensa que soy una rica heredera o algo así. El que nunca me faltó no quiere decir que me sobre, aunque claro, los límites siempre son difusos ya que depende de con quien se compare uno.
Hoy estoy muy lanzada, creo que necesito un corte de pelo a ver si se produce el Efecto Sansón.
Estoy hasta ahí, hasta los pelos, de ayuntamientos que no pagan. ¿Que están descapitalizados? Pues yo también, mire usted.
Estoy harta de secretarios municipales que no se saben los procedimientos, de concejales que no tienen preparación ninguna para ejercer (¿qué preparación hay que tener para ser político?), de alcaldes que pisan sobre las nubes, de leyes que se contradicen unas con otras, de temas medio-ambientales que son un paripé, de ineptos, de mí misma, de esta p crisis… El mayor mal no es la corruptela, que es ya muy malo, sino la ignorancia (la primera, la mía).
Y me callo porque ya me he desahogado, aunque sólo un poco.
Otro día hablo de New York, New York. Prometido.

sábado, abril 04, 2009

Alí Primera -Venezuela- (I).

En estos tiempos en que la crisis azota sin piedad, más porque no paga nadie que por falta de trabajo, exportar a los países que menos la sufren, es una salida muy digna. La colaboración con Venezuela surgió por casualidad y se remonta a los tiempos en que un joven venezolano vino a estudiar a la Escuela de Ingeniería de Béjar.
Nuestro primer trabajo en esas tierras caribeñas ha consistido en organizar un plan urbanístico para una comunidad de más de 600 familias asentadas, en condiciones completamente precarias, en un área de 14 hectáreas, dentro del municipio de Los Guayos, junto a la gran ciudad de Valencia, capital del estado Carabobo.
Es la región central del norte de Venezuela, y limita al Norte con el Mar Caribe. Actualmente, cuenta con algo más de 2.000.000 habitantes. Es uno de los estados más industrializados del país y como zona caribeña, cuenta con hermosos paisajes tropicales, algunos de ellos declarados parques nacionales, lo que le otorga gran atractivo. Su gente es muy cálida y amable.
Zona con importante actividad agrícola y ganadera, cuenta también con industria mecánica, química y petroquímica, de combustibles, asfalto, gas licuado, cerámicas; manufactura de papel, bebidas alcohólicas y gaseosas, alimentos en general, medicamentos y fertilizantes. También existen yacimientos minerales no metálicos.
Valencia es la capital más importante del estado en cuya área metropolitana se concentra más de la mitad de la población de Carabobo.



La parcela objeto de trabajo fue en su origen una fábrica de material cerámico. En el momento anterior al que nos remontamos, se encontraba abandonada y sin uso alguno, por lo que numerosas personas en busca de un lugar estable donde fijar su residencia, y sin medios económicos para comprar una vivienda, decide proceder a la ocupación pacífica de estos terrenos abandonados.
Posteriormente, el gobierno adquiere la parcela de su original propietario, y sus habitantes se constituyen en agrupación legal y democrática mediante la formación de un Consejo Comunal
con elecciones el 31 de Julio de 2007. Se registra el 9 de Enero de 2008, con lo que se legaliza en las bases del Poder Popular.
La comunidad adopta el nombre de un conocido cantautor venezolano de los años 1970-1980: Alí Primera.

Alí Primera -Venezuela- (II).



Una vez organizada la comunidad, se planteó su urbanización y la ejecución de servicios, para la instalación posterior de unidades residenciales dignas.
En una primera fase inicial, fue necesario identificar en el lugar algunas cuestiones básicas, tanto técnicas como sociológicas. Para ello, los máximos responsables de ambas empresas, venezolana y española, acudieron personalmente varias veces. Hubo que recorrer bien toda la zona anotando las carencias de infraestructuras, tomando notas y medidas para levantar los planos y dialogando con los moradores para detectar sus necesidades.
La comunidad constituida contaba en su haber con unos planos de proyecto, de ejecución casera y por tanto algo rudimentaria, pero con las ideas ya bastante claras. Se trató de respetar al máximo su idea inicial.
En una siguiente fase, se analiza la problemática específica y se estudia la distribución del área con los siguientes condicionantes:
- 1) Que sea posible el realojamiento de todas las familias existentes (unas 640) así como los usos ya implantados.
- 2) Introducir algunas edificaciones de uso asistencial tal como Centro de Salud, Farmacia, Centros de Enseñanza –tanto infantil como para adultos-, así como las necesarias zonas verdes y deportivas. Por expreso deseo de la población, se sitúa además un cuartelillo de Policía.
- 3) El área debe ser una unidad zonal independiente y autoabastecida, que ofrezca todos los servicios y dotaciones de un barrio, de forma que sus moradores no tengan que desplazarse para hacer la compra o ir a la escuela.
- 4) Debe ser posible su integración dentro de la ciudad, lo que se busca por dos sistemas: la situación del centro asistencial en un extremo del barrio para que pueda servir también a los habitantes de zonas periféricas, y el trazado de las calles en continuidad con las del resto de la ciudad.
- 5) Que las unidades residenciales estén, en su mayoría, adaptadas al prototipo “Petrocasa”, viviendas unifamiliares prefabricadas con una planta y de 70 m².